loader

¿Cómo elegir los ganchos adecuados?


Cada prenda se teje con un tipo de gancho, dependerá de la abertura, proyecto e hilo que elijas para determinar su ancho.

Muchos de los ovillos que adquirimos traen una etiqueta con recomendación de gancho para utilizar ese hilo, sin embargo siempre es bueno elegir con el que trabajemos cómodamente. 

Sabemos que los ganchos, entre más grueso sea, más separados y grandes nos quedarán los tejidos, sin embargo, con uno pequeño, tendremos resultados más apretados y por ende más pequeños. Es cuestión de saber que terminado queremos para nuestros proyectos.

Si vas a tejer una cobija para un bebé y quieres que quede suave, necesitarás un gancho de 6mm o más grueso para que quede con espacios más grandes y no se sienta tan tiesa, pero si quieres tejer un amigurumi o una decoración muy fina, te recomendamos usar un gancho de 2mm para que quede un poco más apretado y firme. 

Los ganchos ergonómicos se han puesto muy de moda por su estética, pero también por su comodidad, muchas de las personas que ya tienen años tejiendo se han llegado a lastimar las manos de tanto tejer, y es que ya incluso algunas personas han hecho modificaciones en sus ganchos para que les sean más cómodos. Si tú también eres de las que ya tiene sus ganchos llenos de cinta para que no duelan las manos, es momento de invertir un poco en un set de ganchos nuevos que sean amigables con nuestras manos. 

Los ganchos DMC para crochet son una buena opción, vienen en distintos tamaños ya sea para proyectos pequeños o grandes. Tiene un mango ergonómico de silicona suave, es muy cómodo y fácil de trabajar. Si quieres echarles un ojo puedes dar clic aquí. (insertar link a https://disenosparabordar.com/categoria-producto/tejido-3/agujas-y-ganchos/) Cada gancho viene con su descripción y los estambres que puedes utilizar para tejer, aunque una de las medidas universales que muchas recomiendan usar para la primera vez es el de 3mm.

 

Es importante mencionar que las personas que van iniciando en el mundo del tejido, tienden a apretar un poco más sus tejidos, esto por el miedo de zafar el estambre. Así que, si vas empezando, no necesitarás ganchos tan pequeños. Cuando vayas agarrando un poco más de práctica, verás que es necesario cambiar de tamaño.

 

Con información de Daris Bleu y Crochet Feliz