loader

¡Los mejores trucos para tejer!


Roma no se construyó en un día, pero por si acaso, te ayudamos con unos trucos que recopilamos especialmente para ti.

Dicen que tejer es como escribir: cada quien lo hace a su modo. Habrá quien haga sus tejidos más apretados o más sueltos, sin embargo, todas compartimos algunas ideas o trucos que nos hemos sacado de la manga para hacer más fácil, rápido y ágil el proceso. ¿Quieres conocerlos? Aquí te los decimos:

Empecemos por lo más sencillo y obvio, aunque si eres principiante, estos sencillos consejos te vendrán como anillo al dedo.

Hebras claras

Si estás iniciando a tejer, te recomendamos siempre usar estambres claros, así podrás ver tu avance y cómo vas tejiendo, si usas estambres muy obscuros, no podrás ver claramente por dónde va tu tejido.

 

Proyecto pequeño

Incluso para las que ya llevan años tejiendo, es muy cansado tejer proyectos grandes como una prenda XXL o una cobija, te recomendamos empezar con una pulsera, un monedero, flores de adorno, etc.

 

Accesorios

No escatimes, cualquier objeto puede ser de ayuda para nosotras las tejedoras. Usa pasadores o clips como marcadores de vueltas, e incluso úsalos para que tus estambres no se deshilachen cuando los guardes, solo pon uno en la colita de tu ovillo.

 

Estambres bailarines

Evita que tu estambre dé vueltas y salte por todos lados cuando estás tejiendo, es mejor sacar la colita de tu ovillo desde el centro, solo tienes que meter la mano por el agujero y sacar la hebra, así cuando estés tejiendo, el estambre se quedará en su lugar.

 

Engruesa tus estambres

Si necesitas empezar un proyecto con un estambre grueso o te quedaste a medias y ya no tienes más, utiliza un estambre con hilos más delgados del mismo color y haz magia. Solo tienes que colocar en una mesa 90 cm de la hebra en forma de S (sin cortar el ovillo), lo tomas por la mitad, y en el extremo donde queda la colita de tu hebra, haz un nudo deslizado, dejando un ojal libre para meter tu aguja, empieza a tejer y listo. Cuando estés a punto de llegar al final donde de encuentra el otro ojal, solo mete la hebra que va al ovillo y estira unos 30 cm más, así tendrás más hebra por tejer. Cuando llegues otra vez a ese punto, lo único que tienes que hacer es repetir el proceso ¡y ya está!

 

Cadenas torcidas

¿No odias cuando al tejer cadenas, éstas salen torcidas? Evítalo eso desde este instante.

Empieza tus cadenas como normalmente lo haces, teje unas cuantas, saca tu gancho y ponla en el primer punto cadena y jala hasta la mitad de tu gancho. Ahora comienza a tejer de nuevo tus cadenas desde donde te quedaste; al finalizar, solo saca la aguja del primer punto y cierra tu cadena, verás que no se ha torcido nada. 

 

Esperamos que estos trucos y consejos hagan tu vida más fácil, ¡nos vemos en el próximo blog!

 

Con información de Crochet MC