loader

Ideas para remendar tus prendas con DMC


No lo tires, ¡TODO tiene solución!

En esta temporada, mantenernos en casa es la mejor solución para evitar contagios y mientras estás en casa, podemos ser productivas con nuestra ropa. Es momento de sacar todas esas prendas a las que les falta un botón, tienen un agujero, etc.

Hace muchos años veíamos a la abuela o a nuestra madre remendando camisas, calcetines o pantalones, una costumbre que se fue perdiendo debido al bajo costo de las prendas hoy en día. Aunque en la actualidad hemos visto que remendar la ropa no tiene que ser aburrido, en internet existen cientos de ideas, puedes tapar agujeros con flores, usar patrones de colores para un bordado, usar parches, etc.

La moda sostenible o upcycling son conceptos nuevos que están tomando fuerza, ya que son una manera de cuidar nuestro medio ambiente. El fast fashion es una manera de las grandes marcas para decir que la ropa es de mala calidad y que no te va a durar mucho tiempo. Esa ropa apenas se puede reciclar, por lo que es de suma importancia tratar de remendar la mayor parte, tan pronto veas un rasguño, un agujero saca tu hilo y aguja para darle una nueva oportunidad a esa prenda.

 

Existen muchísimos tipos de puntos y puntadas para remendar ropa, aquí te pasamos unos muy útiles.

Hilván: esta puntada es larga y un poco suelta, se utiliza para sostener de forma fija las partes de tela que posteriormente vas a coser. Generalmente, se hilvanan los dobladillos y las pinzas. 

Pespunte: se realiza haciendo retroceder en los puntos individuales según la dirección de la costura. Se usa para unir dos telas o rematar otras puntadas. 

Punto atrás: se utiliza para reforzar una costura, asegurando con firmeza la prenda compuesta. Se realiza insertando la aguja de derecha a izquierda, haciendo la primera puntada como si fuese pespunte y luego la aguja se devuelve y entra por el sitio donde había salido antes, saliendo un poco más allá de la puntada en la que te has devuelto. 

Sobrehilado: se realiza en los orillos de las prendas para evitar que se deshilachen. Se inserta la aguja por el revés de la prenda, luego tira un poco el hilo inclinando la puntada, sin apretar demasiado para que no se encoja la tela. 

Puntada de dobladillo: usada para fijar los dobladillos del revés de las prendas previamente hilvanadas. Se realiza haciendo una puntada sobre el doblez de la prenda y la otra tela, inclinas de forma diagonal. 

Punto oculto: se usa para unir las dos caras de una prenda, siendo sus puntadas tan pequeñas que resultan casi invisibles.

 

IDEAS:

Con información de talento.doncomos.com e irema-slowfashion.com