loader

10 estilos de crochet para que explores tu imaginación


Existen diversos estilos de crochet con los cuales puedes dejar libre tu imaginación. Estos son algunos con los que creemos que podrás hacer las más increíbles creaciones. ¿Los conoces?

 

Crochet “Bruges” o “Brujas”

Este estilo de crochet que nació en Bélgica en el siglo XVI es muy utilizado como decoración para comedores y consiste en hacer moños tejidos en crochet y luego esos mismos tejerlos unos con otros generando un encaje de texturas complejas.

 

Crochet Aran

Este estilo de crochet se popularizó gracias a la cultura celta y consiste en generar un patrón de puntos que puede utilizarse para casi cualquier tipo de creaciones. Normalmente el estambre que se utiliza para el aran es pesado y es perfecto para hacer gorritos, suéteres, bufandas y hasta cobijas.

 

Crochet Bullion

Aunque este tipo de crochet no es sencillo de realizar, los resultados que puedes obtener con él son magníficos. El Bullion consiste en enredar tu estambre alrededor de un gancho formando una figura “enrollada” con la que puedes hacer tu siguiente punto. Varios puntos en este estilo terminarán dándote figuras muy interesantes que puedes utilizar para decorar cojines, por ejemplo.

 

Crochet Palo de escoba o punto peruano

Este estilo de crochet toma su nombre debido a que para hacerlo se utilizaban ganchos grandes en los cuales se hacían puntos espaciados, dando como resultado un patrón clásico.

 

Crochet Clones Lace

Una forma particular de decorar otro tipo de tela en lugar de usar estampado es con el crochet Clones Lace. Este estilo de crochet nació en Irlanda traído por las monjas ursulinas desde Francia. Para realizarlo se necesita prestar mucha atención al detalle.

 

Crochet Micro

El crochet perfecto para la gente que quiere hacer verdaderas obras de arte es el micro. Como su nombre lo dice, este estilo consiste en seguir patrones de crochet pero con estambres o hilos muy delgaditos que permiten formar figuras delicadas y sobre todo, pequeñas.

 

Crochet Tunecino

Para todos aquellos que no quieren complicarse con patrones muy elaborados, pueden hacer crochet tunecino. La única diferencia aquí es que este crochet se hace con una aguja especial que es más gruesa y que permite hacer un punto más rígido.

 

Crochet de tejido con dedos

Otra manera de explorar tu creatividad y mantener tus manos ocupadas es haciendo crochet con los dedos. No utilices agujas y tablas, mejor pon las manos a la obra e intenta hacer puntos sencillos o dobles.

 

Crochet de Bosnia

Para los amantes de coser, éste podría ser su crochet favorito porque aunque sigue siendo tejido, su proceso es similar al de coser. Normalmente se hace con un estambre denso y con agujas especiales de tejido. Sin embargo, con tus materiales en casa también lo puedes hacer.

¡Amigurumis!

Si te quieres divertir y regalar algo en el proceso, nunca nos cansaremos de recomendarte los amigurumis. Puedes seguir patrones sencillos en nuestra página, o inspirarte con ideas de animalitos o personajes de la cultura pop.