loader

Aprende técnicas básicas del macramé: Espejo Colgante


El macramé está de moda y queremos que aprendas esta técnica para todos tus adornos en casa o regalos.

Las ideas para un macramé son infinitas, aunque recientemente hemos visto hermosos tejidos para colgar macetas, tapiz en la pared, cortineros, etc. Hoy te queremos demostrar que no es tan difícil y que se pueden hacer en casa. Para introducirse en el mundo del macramé es necesario conocer un par de nudos, y en este tutorial te vamos a enseñar unos facilísimos con los que podrás hacer y deshacer de todo. ¡Vamos a comenzar!

Solo vas a necesitar una argolla de madera (de esas que usamos en los cortineros), estambre grueso (te recomendamos usar Natura XL) y un espejo redondo de unos 20 cm de diámetro.

Ya que tienes estos 3 sencillos materiales, vamos a empezar a cortar la cuerda. Vas a necesitar 6 cuerdas largas, el largo dependerá de qué tanto tejido o qué tan apretados quieres que queden los nudos. Nosotros lo haremos de 3 metros cada cuerda porque al hacer el primer nudo la cuerda quedará de 1.5 metros.

Ahora vamos a explicarte el primer nudo. El nudo alondra se caracteriza por ser el más sencillo y porque con este se empiezan casi todos los tejidos. Solo junta las puntas y el otro extremo lo pasamos por la argolla y metemos las dos puntas por el orificio que quedó en la cuerda. Eso lo tienes que hacer con las otras 5 cuerdas. Luego, fija tu argolla a una superficie plana para comenzar con el tejido. Puedes usar cinta.

 

De nuestra argolla tienen que colgar 12 cuerdas, las vamos a separar a la mitad, para trabajar un nudo festón con las 6 del lado izquierdo.

Toma la primera cuerda del extremo izquierdo (cuerda guía) y jálala hacia la derecha, luego toma la segunda cuerda y en forma de U la vas a pasar por encima y luego por abajo para meterla en el agujero, ese mismo nudo lo harás dos veces en la misma cuerda. Después deja la cuerda que quedó del lado izquierdo y usa la del lado derecho para seguir con el mismo nudo, usando la 3era cuerda. Haz lo mismo hasta completar las 6 cuerdas del lado izquierdo, siempre dejando caer la cuerda un poco para que quede en forma de V.

En el lado derecho vamos a hacer exactamente lo mismo, tomamos la cuerda del extremo derecho (cuerda guía), la llevamos a la izquierda, tomamos la segunda cuerda y en forma de U la pasamos por encima y luego por debajo para hacer el nudo. Hacemos lo mismo hasta terminar las 6 cuerdas. 

Ahora vamos a continuar ambos lados de la V hasta formar una X. El lado derecho lo vamos a terminar en el lado izquierdo haciendo el mismo nudo, y viceversa. 

Una vez que tengas la X hecha, vamos a hacer un nudo diferente, un nudo plano. Separa las 4 cuerdas de en medio y las demás súbelas para que no te estorben. La cuerda del extremo izquierdo la vas a poner en forma de 4,  la cuerda del extremo derecho tiene que quedar por encima, luego pásala por debajo de las otras 3 cuerdas y métela por el agujero del 4, jala las dos cuerdas de los extremos para que el nudo quede firme y hasta arriba, luego repite el proceso, haciendo el 4 con la cuerda del extremo derecho y la del extremo izquierdo la pasas por debajo de las 3 y metes por el agujero del cuatro, aprietas y subes tu nudo.

Ahora separa tus cuatro cuerdas y baja dos de cada lado, para que te queden un total de 8 cuerdas abajo. Como este nudo se trabaja con 4 cuerdas, harás 2 nudos iguales al primero para que te queden en forma de pirámide.

Ahora vas a usar solo las 4 cuerdas del centro para hacer un nudo en medio del tejido, sube las 8 restantes para que no te estorben y te quedarán un total de 4 nudos planos y 12 cuerdas colgando. 

Regresamos al nudo festón para cerrar nuestro rombo, recuerda utilizar las dos cuerdas de los extremos como cuerda guía. Cuando llegamos a la parte de abajo, para cerrar el rombo, solo haz un nudo extra, tú decides si del lado izquierdo o derecho.

Ahora toma tu espejo y colócalo encima de las cuerdas, saca 4 cuerdas del lado derecho y 4 del lado izquierdo y hacemos un nudo plano de cada lado, luego deja dos cuerdas por debajo del espejo y dos por encima de cada lado, puedes ponerlas intercaladas. Ahora, en la parte inferior del espejo, vuelve a tomar tus 4 cuerdas de los extremos izquierdo y derecho para hacer dos nudos planos. Luego sigue haciendo tus nudos planos de 4 cuerdas, usando las dos siguientes para que tus nudos queden en forma de pirámide invertida, luego usa las 4 cuerdas del centro para hacer el último nudo plano y el pico de tu pirámide.

Para terminar con tu tejido realizamos un nudo festón en cada extremo para hacer una V. Recuerda, toma tu cuerda guía del extremo izquierdo y comienza a tejer, y lo mismo del lado derecho. Si quieres, puedes cortar tus cuerdas restantes en forma de V o planas y despelucar para darle un toque diferente.

¡Y voilà! Terminaste tu espejo en macramé, puedes colgarlo en tu baño, en tu cuarto o si quieres que todos lo vean, cuélgalo en tu sala.

Con información de: Mar Pendás y El arte de Julieta

https://www.youtube.com/watch?v=5pRgh1HW0ko

https://www.youtube.com/channel/UCCoB4C9TCmx5b0ti4ZHm7kw