CANASTA DE COMPRAS


¿Macramé, crochet, amigurumi o agujas?


Este 11 de junio nos unimos mundialmente para celebrar una actividad que nos ha traído alegría, calma y preciosos accesorios: acompáñanos este día del tejido en público. Puede que ya seas un experto en una de las tantas técnicas de tejido, o que sea tu primer acercamiento al mundo de estas labores; por lo que queremos compartirte algunos datos y características de cuatro técnicas que podrías comenzar hoy a tejer con los materiales de Diseños para Bordar.

1. Macramé.

Esta palabra de origen francés significa nudo y hace referencia a una técnica de tejido donde únicamente se utilizan las manos. Su nacimiento se da con los persas y asirios que la usaban con un único fin: decorar los bordes de los tapetes con hilos anudados. El día de hoy es una opción muy versátil por las características resistentes de sus hilos como son el Nova Vita y el Nova Vita 4 matizado. Puedes usarla para crear tapices, macetas, colgantes, estanterías, cubiertas de muebles, cubiertas de muebles, ¡y hasta trajes de baño! 

¿Te animas a probar con un kit?

2. Amigurumis.

Una amada técnica que tiene su origen en los países asiáticos, se cree que su historia nació en China. Sin embargo, el elegido parece ser Japón, ya que su significado se traduce del japonés: Ami – Tejer y Gurumi – Peluche. Su concepto se basa en tejer a ganchillo principalmente personajes que puedan ser regalados como decoración o acompañantes para los niños, sin embargo, sus usos se han expandido considerablemente. Actualmente con esta técnica se hace arte, comida que se ve casi realista, instrumentos para la enseñanza, personajes para ayudar en la hora de los cuentos y hasta a nuestro querido Tom Daley.

¿Te gustaría ver más ideas?

3. Crochet.

 Una palabra francesa que tiene un origen aún en investigación por la posibilidad de que los antiguos pueblos en Asia y África realizaran trabajos parecidos con las manos curvando el dedo para asemejar al ganchillo. Tuvo su mayor auge y se estableció como hoy la conocemos en el siglo XVII en la fabricación francesa de encajes, crochetage fue la palabra utilizada para designar un punto en donde se unen piezas de encaje separadas. Si bien por sus delicados puntos creados en ganchillo, podría parecer que esta técnica del tejido está dispuesta únicamente para encajes de vestido, caminos de mesa y elegantes creaciones para decorar el hogar, con el uso de ganchillos más gruesos e hilos que los acompañen puedes aventurarte a crear prendas completas, tapicería de muebles y hasta cobijas para tus hijos. Incluso, se ha creado el museo de Toshiko Horiuchi o el pabellón en el municipio de Etzatlán, Jalisco.

¿Y si empiezas con unos kits?

4. Tejido con dos agujas.

Por último, nuestro viaje por el día del tejido nos lleva quizá, a una de las técnicas más populares y tradicionales. De acuerdo con descubrimientos de rudimentarias agujas en el reino persa, se considera que este pudo ser el origen de la técnica, sin embargo, el tricot se hizo famoso por las tricoteuses, unas aclamadas personajes de la Revolución francesa: las mujeres que presenciaban las ejecuciones en la guillotina, caracterizadas por hacer punto mientras esperaban. En esta técnica se usan dos agujas para puntadas que permiten hacer rápidamente increíbles prendas. Puedes aventurarte a trabajar un tierno chaleco, una fresca blusa, una cómoda cobija, o ¡hasta un protector para autos!

Empieza con un kit hoy.

➡️ Inspírate a crear con nuestra increíble selección de patrones gratuitos


Abrir chat